Información sobre todo lo que debemos tener en cuenta para llevar un mantenimiento y uso adecuado de nuestro edificio de viviendas.

,

Las humedades y su aparición según su origen

Las humedades en el hogar favorecen la aparición de mohos y ácaros, aumentando el riesgo de alergias e infecciones cutáneas, y empeorando trastornos como el asma o la migraña. Pueden desencadenar o empeorar algunos problemas de salud graves.

Las humedades en una vivienda nos producen olores desagradables y falta de confort. En muchas ocasiones evitarlas es posible, con prácticas sencillas de higiene, evitaremos que se produzcan en algunos casos y ganaremos en calidad de vida y salud, en ahorro, en sostenibilidad y en seguridad.

Principalmente las humedades en una edificación son debidas a cuatro casos, las condensaciones, las filtraciones, a la capilaridad y/o a la entrada directa de agua.

Leer más

,

Ganar en confort y ahorro en nuestro hogar

Consumir energía cada vez es más caro. Para ganar en confort y ahorro en nuestro hogar debemos actuar en los dos puntos más débiles de una vivienda. Su envolvente y sus instalaciones.

Lo primero donde deberemos  actuar es en su envolvente. Para conseguir bienestar y a la vez ahorrar, es importante que nuestra vivienda esté bien aislada. Una casa bien aislada reduce la demanda de calefacción y refrigeración, lo que se traduce en un importante ahorro económico, ya que como sabemos, consumir energía no renovable cada vez resulta más costoso. Si tenemos un buen aislamiento térmico en nuestra fachada y sus puentes térmicos, reduciremos hasta el 50% el consumo energético debido a climatización. Con un buen aislamiento el calor y el frío interior se mantendrán y se evitará su pérdida hacia el exterior.

Otro elemento a actuar en la envolvente de una vivienda es en sus ventanas. Una buena opción son sustituir las ventanas actuales por unas ventanas de PVC con doble cristal y vidrios de baja emisividad. Si nuestra fachada da cara Sud, Sud-Este o Sud-Oeste, la colocación de toldos ayudará también en el ahorro energético y en el bienestar. Otra manera sencilla y más económica de reducir consumo de energía, es con la colocación de cristales oscuros, ya que evitan la acumulación innecesaria de calor solar en las zonas de impacto directo.

Leer más

En qué consiste el ITE (Informe de inspección Técnica de los edificios de viviendas)

Un informe de inspección Técnica es un documento emitido por un técnico competente, realizado después de una previa inspección visual donde se describen las características generales del edificio, las deficiencias detectadas en sus elementos comunes, el grado de calificación de las deficiencias y el plazo para su subsanación. Obteniendo al final una calificación sobre el estado del edificio. Los elementos sometidos a inspección son aquellos que forman parte de la envolvente del edificio, de su estructura visible y de las instalaciones.

Deben solicitar el ITE los edificios destinados preferentemente a uso residencial con una antigüedad superior a 50 años, salvo en aquellas comunidades autónomas que digan lo distinto en su normativa.

En la primera parte del contenido del informe, se hace referencia a los datos relativos del edificio, es decir, la descripción del edificio, un croquis de las tipologías de plantas y una relación de los números de entidades.

En una segunda parte se describe el sistema de la envolvente. Es decir los subsistemas, que son cada tipo de cierres diferentes de la envolvente del edificio, como los cerramientos en contacto con el exterior, con el terreno o con los otros edificios, realizando una ficha para cada subsistema diferente. En cada subsistema indicará una descripción del cierre y de su composición, e irá acompañado de una fotografía como mínimo.

Leer más

Partes principales de nuestros edificios

Nuestros edificios son complejos. Éstos se han construido para dar respuesta a las necesidades de la vida diaria y a la de sus ocupantes. Cada parte tiene una misión específica y debe cumplirla siempre y tenemos la obligatoriedad de conocerlas, además de tener en cuenta su mantenimiento, tal y como tratábamos en un post anterior.

Las partes fundamentales de un edificio son las siguientes:

La Estructura. Soporta todo el peso del edificio. Está compuesta por elementos horizontales (techos), por elementos verticales (pilares o paredes maestras) y por elementos enterrados (como los cimientos). Los techos (que es el suelo que pisamos), aguanta su propio peso, el de las divisiones interiores, el de los pavimentos, el de los muebles y el de las personas. Los pilares y las paredes de carga aguantan los techos y trasladan este peso a los cimientos y éstos al terreno.

 Las Fachadas. Son los cerramientos verticales que nos protegen de los agentes meteorológicos, es decir, del calor y el frío, del viento, de la lluvia y de los ruidos. Nos proporcionan intimidad y al mismo tiempo a través de sus ventanas nos relacionan con el exterior permitiendo la entrada de luz. La fachada constituye la imagen externa de la casa y de sus ocupantes, conforma la calle y, por lo tanto, configura el aspecto de nuestras ciudades y pueblos. Sus acabados  acostumbran a ser puntos frágiles del edificio ya que están en contacto directo con la intemperie.

 La Cubierta. Se trata de elementos horizontales, que al igual que las fachadas nos protege de los agentes atmosféricos. Existen dos tipos principales de cubiertas, las planas y las inclinadas.

Las Paredes Interiores. Dividen los diferentes espacios de la casa y dan intimidad entre sus ocupantes. Estas divisiones las llamamos tabiques.

Los acabados. Son Los revestimientos. Se trata de elementos constructivos de una durada limitada, ya que suelen estar expuestos al desgaste por abrasión, rozaduras y golpes. Éstos dan calidad y confort a los espacios interiores.

 Las Instalaciones. Se trata del equipamiento y la maquinaria que producen energía dentro del edificio y la distribuye por él. Las instalaciones nos dan confort en el interior del edificio y es una de las partes complejas que necesitan un mantenimiento constante.

Si quieres información sobre manteminimiento de edificios no dudes en ver nuestro post sobre qué mantenimiento necesitan las viviendas y edificios 

Qué mantenimiento necesitan las viviendas y edificios

Las viviendas y los edificios, tanto es su conjunto como cada uno de sus componentes, deben tener un uso y mantenimiento adecuados. Es por este motivo, que sus propietarios y usuarios deben conocer sus características y las de las diferentes partes. Una casa en buen estado debe ser principalmente:

Segura. La casa nos proporciona Seguridad, pero los edificios, a medida que envejecen presentan peligros o desprendimientos de partes de la fachada. Si tenemos la casa en buen estado eliminaremos los peligros y aumentaremos nuestra seguridad.

Durable y económica. Si la casa está en buen estado dura más, envejece más dignamente y podemos disfrutar muchos más años. Al mismo tiempo, con un mantenimiento periódico, evitamos los fuertes gastos que debemos efectuar, si de golpe, es necesario realizar reparaciones importantes originadas por un pequeño problema que con el tiempo se ha ido agrandando. Tener la casa en buen estado siempre sale a cuenta.

Leer más