,

Las humedades y su aparición según su origen

Arreglar humedades en casa

Las humedades en el hogar favorecen la aparición de mohos y ácaros, aumentando el riesgo de alergias e infecciones cutáneas, y empeorando trastornos como el asma o la migraña. Pueden desencadenar o empeorar algunos problemas de salud graves.

Las humedades en una vivienda nos producen olores desagradables y falta de confort. En muchas ocasiones evitarlas es posible, con prácticas sencillas de higiene, evitaremos que se produzcan en algunos casos y ganaremos en calidad de vida y salud, en ahorro, en sostenibilidad y en seguridad.

Principalmente las humedades en una edificación son debidas a cuatro casos, las condensaciones, las filtraciones, a la capilaridad y/o a la entrada directa de agua.

La condensación se produce al alcanzar la temperatura de rocío en una zona determinada del cierre. La tendencia actual de aislar las viviendas hace que los problemas de condensación se hayan multiplicado debido a la humedad producida por la familia, es decir, debido a las duchas y baños, a la plancha, a lavar y secar la ropa en el interior o a cocinar, ya que el vapor de agua se queda estancado dentro del hogar.

La filtración, se origina en el exterior y penetra en el interior. Su grado depende de la situación climática, de la humedad atmosférica y de las características del material del muro (de su porosidad y de su capilaridad). La presencia de tierras puede hacer que la humedad atraviese las paredes y provoque daños en las bodegas, en los subterráneos y en los garajes situados por debajo del nivel del suelo. Si estas paredes están en contacto directo con la tierra, se produce un paso lateral de la humedad de la tierra a los muros.

Cuando hablamos de capilaridad, nos referimos al agua que sube del suelo a través de los materiales porosos. Esta agua atraviesa los cimientos, sube por los muros, y provoca la caída de los revestimientos a nivel de zócalos y de los bajos.

Y por último, la entrada directa de agua desde el exterior. Normalmente producidas por situaciones de accidentes y rupturas de los materiales.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *