Tendencias de iluminación y color en interiores

Históricamente la decoración de interiores fue el reflejo directo de la cultura y del gusto de la época, pero actualmente descansa en el principio riguroso de la funcionalidad, eliminando los motivos recargados y tendiendo a prescindir de los elementos decorativos pero valorando la calidad de los materiales y la sencillez de las líneas.

Uno de los requisitos más valorados para conseguir la funcionalidad que impera en la actualidad son la iluminación y el color.

Tiene mucha importancia la planificación de la iluminación directa o indirecta de nuestra vivienda ya que es fundamental para dar un ambiente agradable a nuestro hogar. Si en una estancia podemos aprovechar la luz solar lo haremos, puesto que resulta más confortable poder gozar de luz natural.

De lo contrario podremos recurrir a fuentes de iluminación artificial que podrán ser reguladas en función de nuestras necesidades o de los trabajos que vayamos a realizar y también modificar los espacios interiores según nuestro gusto e intereses. En algunas estancias son ideales las luces a ras de techo con mucha iluminación y con tonos más fríos.

En estancias con estantes y mesillas podemos emplear lámparas cálidas y así enfatizar las zonas que deseamos resaltar con tonos cálidos que tienden a relajarnos. En estancias hermosas podemos utilizar lámparas de pie, luces halógenas empotradas o una iluminación indirecta con apliques resaltando algún objeto o zona.

Otro requisito que tenemos que tener presente es el color, aunque actualmente existen tendencias según la sensación que queramos nos transmita una determinada estancia. Elegir el color con que vamos a decorar nuestro hogar no es fácil, lo mismo que hemos expuesto con la iluminación, con el color podemos crear ambientes y debemos tener en cuenta si se trata de un dormitorio o de un comedor. Si pretendemos que nuestra estancia sea tranquila usaremos colores claros como el blanco, ideal para estancias pequeñas, que pueden combinar con muebles y puertas también blancas y luego personalizar alguna pared con algún vinilo que ofrece diversas posibilidades decorativas.

Otra opción actual es usar tonalidades tipo pastel dando un aire más romántico a la sala, o bien pintar una sola pared con un color más atrevido y buscar adornos combinados con el color elegido. También existe la tendencia de mezclar el aire “ vintage”  con lo más moderno y vanguardista, dejando las paredes sin pintar y los materiales constructivos a la vista. Con adornos mezclados y una adecuada iluminación crearemos una sensación de bienestar que repercutirá en nuestro buen estado de ánimo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *